Martes 22 de agosto de 2017

Síguenos

Provocalo con un masaje sensual

CD. DE MÉXICO, MX.-: La clave está en que los dos lleven poca ropa / CORTESÍA

CORTESÍA
CD. DE MÉXICO, MX.- / 2017-05-30

Un masaje puede ser una herramienta súper sensual para calentar el ambiente. Por ello, aquí tienes un “paso a paso” para que regales a tu pareja un momento íntimo de relax.

Recuerda que no es necesario esperar a las grandes ocasiones para sorprender. Puedes hacerlo cuando te apetezca, un día cualquiera, y así no dejas que la monotonía entre en su cama.

1. Crea el ambiente:

Adorna con unas velitas, pon una luz tenue y, si tienes lámparas, ponles encima algo rojo para que la habitación tenga un toque seductor.

2. Deben estar cómodos:

La clave está en que los dos lleven poca ropa. Nada que les apriete o incomode. Pon un poco de música relajante y asegúrate de que no hace ni mucho frío ni mucho calor en la habitación.

3. Manos a la obra:

Pídele a tu pareja que se estire boca abajo. Siéntate encima de sus nalgas, ponte un poco de aceite de masaje en tus manos y friega las palmas para calentarlo un poco.

4. Esparce el aceite:

Con las palmas extendidas, ve hacia arriba, de las nalgas al cuello. Repite este paso entre 3 y 5 min.

5. Céntrate en la espalda:

Con las palmas o los dedos extendidos, haz movimientos circulares pequeños de un lado de la columna vertebral y, luego, del otro lado.
Procura ir siempre hacia arriba: de las nalgas, al cuello.

6. Ve bajando:

Tu pareja está relajada… Ahora, moviendo tus manos como si estuvieses tocando un arpa, masajea toda su espalda, desde el cuello hasta las nalgas. Con estas caricias, se estremecerá.

7. Nalgas:

Céntrate en sus nalgas, coge la vela de masaje y usa el aceite caliente. El contraste caliente ayudará a relajar aún más sus músculos. ¡Seguro que le sorprenderá! Usa las palmas de tu mano para realizar el masaje, de dentro hacia fuera, alternando las manos.
Puede que la temperatura aquí ya esté por las nubes pero les recomendamos que aguantes y sigas con el masaje.

8. Piernas:

Para mantener la temperatura por las nubes, deja las nalgas y masajea bien la parte interna de las piernas. Son una zona muy sensible que seguro le encantará que toques.

Los aceites para masaje eróticos nos ayudan a despertar los sentidos del tacto y también del gusto. Ayudan a intensificar el placer y las sensaciones en todo el cuerpo, estimulando todas las terminaciones nerviosas de la piel, creando excitación y un entorno de seguridad y de confianza.

Y recuerda

El sexo no se explica... ¡Se practica!

Diseño y programación Firewall Soluciones

Políticas de privacidad

Términos y condiciones

Código Veracruz Derechos Reservados 2014