Sábado 24 de febrero de 2018

Síguenos

LUIS SUÁREZ CASTELLANOS /Aldea Global

Del carrancismo y otros demonios Por sus hechos conoceréis a los hombres y máxime a un alcalde tan mediático como el de Coatzacoalcos. He aquí las inexplicables de Víctor Carranza, que lo dibujan de cuerpo entero:
2018-01-26 -No le contesta el celular en tiempo y forma al Tlatoani Azul. ¿Pero cómo se atreve? Si de por sí, no le bajan los recursos.

-Desconocía que la señora Isis Morales seguía secuestrada. Que en algún lado escuchó que ya había regresado a casa, pero que siempre no. Y cuando la señora fue verdaderamente liberada, ya mejor no dijo nada.

-Por consiguiente se deduce que Carranza no está en línea directa con quien encabeza la estrategia militar en la localidad.


-Tampoco se ha comunicado con el alcalde de Chinameca para cabildear el tiradero de basura que se pretende en aquella localidad. Y pues aquél Edil ya dijo que ni maiz palomas, que ellos no son los patitos feos de la región.

-Su relación con el líder de los empleados municipales, finalmente, no es tan buena que a la primera le hacen un paro, como sucedió por las escobas de Harry Potter. ¡Ups! Mejor no hagan enojar a Gersaín Hidalgo Cruz, el Alcalde Bis, quien ni cuando era Regidor tenía tantos poderes.


-Es la hora de que no hace un pronunciamiento referente al estado en que recibió la administración de Joaquín Caballero. Que todo quede en familia, dicen los primos.

-No delega o no exige resultados en su primer círculo, de tal forma que su secretario de gobierno, Alberto Mijangos, ni suda, ni se acalora, mientras que la operación política del Municipio sigue congelada por los frentes fríos.


-Ordenó la instalación de su fotografía oficial en todas las oficinas del Palacio Municipal. ¿Qué son 32 mil pesos en impresiones y recuadros? Para que quede claro quién manda: el Alcalde Bis, ah, no, Don Víctor.

-No le ha pagado la primera quincena, ni a los regidores simpatizantes, ni a los de oposición. ¡Qué tiempos aquellos del PRI!, añoran algunos. ¿Y nuestros viáticos?, ¿y las borracheras?, ¿y los cabritos?, pídanle crédito al Azuela, total, reacciona tres meses después, comentan. Para qué quiero ser Regidor, si no me “planchan”. Mejor me muero, reflexionan. Que se vaya el wifi en las sesiones del cabildo y que vengan los acuerdos en lo oscurito, piensan casi en voz alta.


-Por consecuencia se desconoce si los regidores morenistas tendrán que apoquinar con el 50 por ciento de su salario para la causa de Don Manuelovich. Ya se espera con ansias esta nueva novela.

-Además, Don Víctor se siente amedrentado por fuerzas oscuras, que rompen los basureros de concreto del Malecón del Río, por lo que ha hecho un llamado al glorioso y bien resucitado CISEN. Es un compló de la mafia en el poder, insinúa.


Para qué contratamos Netflix, si la realidad está más entretenida.

PD.- Que alguien le recuerde al Alcalde que este domingo sesiona en Minatitlán el comité de seguridad que encabeza el Gober. No se le vaya a olvidar presentarse y para qué quiere que aquél monte en cólera y se lo reclame en pleno facebook live.

Diseño y programación Firewall Soluciones

Políticas de privacidad

Términos y condiciones

Código Veracruz Derechos Reservados 2014