Miércoles 17 de enero de 2018

Síguenos

JOSÉ LUIS PÉREZ CRUZ/Crónicas del poder

Morena y la selección de sus candidatos Luego de mostrarse como un bastión de votos para el Movimiento de Regeneración Nacional en las pasadas elecciones municipales en el sur de Veracruz,
2017-12-07 Morena en el Congreso estatal, se ha dejado ver en contra parte, como el punto más débil del partido de López Obrador.

En sólo un año, tres diputados de Morena han abandonado su militancia, una incluso, ya ni legisladora es.


En algunos casos, aunque se niegue, es muy clara la intervención del ejecutivo estatal en reclutar y someter a los advenedizos morenistas, que se han dado cuenta que en ese partido no hay más ley, ni palabra que la que diga Andrés Manuel López Obrador.

Primero el diputado Sebastián Reyes Arellano, del distrito de Coatzacoalcos rompió los estatutos de su partido y presentó su renuncia pública a la militancia de Morena, acusó que a ese instituto político lo dirigen caciques.

Luego el escándalo de la diputada de Las Choapas, Eva Cadena bañó de estiércol la imagen de Morena y no le quedó otra que segregarla y denunciarla, pese a que el mismo Obrador negó que fueran ciertas las acusaciones previas que existían contra la empresaria.

“Lo que diga mi dedito” repetía el tabasqueño refutando los señalamientos.

Recientemente la diputada de Minatitlán, Miriam Judith González Sheridan renunció a la fracción de Movimiento de Regeneración Nacional y se declaró legisladora independiente

“En Morena hay una gran incongruencia, pues en público se tiene un discurso, y en privado actúan distinto”
, dijo al tiempo que señalaba que existía intolerancia por el sólo hecho de pensar diferente.

Quizá el de Miriam Judith es el caso más emblemático del poco cambio que representa Morena como opción democrática y honesta dentro de los partidos en México.

Basta con señalar que fue impuesta como aspirante a la diputación local por ser comadre de una de los que ahora llama incongruentes.

González Sheridan buscaba ser candidata a diputada federal y simplemente se lo negaron, aunque existan otros que si van a repetir por un cargo público.

Morena, sin duda, tiene como tarea pendiente afinar bien la selección de sus candidatos. Una tómbola, el dedazo o relaciones amistosas no pueden ser el filtro adecuado para que los mejores perfiles sirven al nuevo México que se vende.

Porque como bien dice el dicho y en el caso de Minatitlán aplica cambiando el género: “no tiene la culpa la india, sino quien la hizo comadre”.

Diseño y programación Firewall Soluciones

Políticas de privacidad

Términos y condiciones

Código Veracruz Derechos Reservados 2014