Sábado 18 de noviembre de 2017

Síguenos

Bajan hasta 80% ventas en Día de Muertos

COATZACOALCOS, VER.-: Tradición que muere las calaveras de dulce en Día de Muertos / CÓDIGOVERACRUZ.COM
Comerciantes de Calaveras de dulce y otras tradiciones de noviembre sufren ante la crisis económica en Coatza

IRMA SANTANDER/CODIGOVERACRUZ.COM
COATZACOALCOS, VER.- / 2017-10-26

Calaveras de azúcar, ajonjolí, amaranto, y chocolate, de todos los tamaños, olores, colores y sabores; así como calabazas; dulces; frutas; pan; catrinas; flores; tamales; tumbas; velas; cruces; y piñatas, son parte de la tradición milenaria del Día de Muertos, que se observan en los locales del mercado Coatzacoalcos.
 
Acomodados por tamaños y sabores, para llamar la atención del consumidor, la venta aún es baja, y se espera que el próximo lunes, —día de quincena—, pueda elevarse un poco la compra de los insumos, para que las familias comiencen a colocar su altar en los hogares, previo a la celebración del primero y dos de noviembre.
 
Clara Saviñón Durán, comerciante y  locataria del mercado Coatzacoalcos desde  hace 35 años, aseguró que en los últimos dos años las ventas de productos del Día de Muertos, disminuyeron en un 80 por ciento; este año, compró 10 mil pesos en mercancía, dinero que si bien le va, podrá recuperarlo.
 
“La venta son de tres días porque la economía está tan deprimida, no hay trabajo, los pocos que hay son mal pagados; esta tradición mexicana se fomenta en los hogares y escuelas, quienes eran las que más compraban, pero este año vemos poco movimiento”, sostuvo.
 
 Estos productos mexicanos, son traídos de la Ciudad de México, y tienen varios precios, dependiendo el tamaño; las calaveras que son las que más se adquieren en estas fechas, van desde los cinco pesos, diez, y hasta los 40 pesos.
 
“Hay calaveritas preparadas de amaranto que contienen minerales y miel, son nutritivas y tradicionales, todas son comestibles, algunas tienen nombres; tenemos cazuelas de azúcar, con dulces de coco y tamarindo”, explicó.
 
En los locales, las famosas tumbas de azúcar también son de las que más se venden, junto con las cruces de colores, con un precio de 12 pesos.
 
Las  tradicionales catrinas ya modernizadas en papel, de dulce,  y en piñatas, no pueden faltar, son la parte femenina que adorna un altar.
 
Clara, es creyente de estas tradiciones mexicanas inculcadas en su familia, pero no solo en estas fechas, sino en el año, “por lo menos una vez al mes vamos al panteón, llevamos flores y se reza por las animas del eterno descanso, un pueblo que no tiene historia, está perdido”, aseveró.


Diseño y programación Firewall Soluciones

Políticas de privacidad

Términos y condiciones

Código Veracruz Derechos Reservados 2014