Sábado 18 de noviembre de 2017

Síguenos

La "gran estafa” en el ITESCO 

COATZACOALCOS, VER.-: José Luis Sánchez Toral, ex director del Itesco, uno de los implicados / CORTESÍA
Maestros despedidos por modificar calificaciones, montaron un entramado electoral para empujar elecciones para el PRI incluso usando documentos falsos

IGNACIO CARVAJAL
COATZACOALCOS, VER.- / 2017-09-03

Hay en el Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos (ITESCO) un fraude educativo que fue detectado por la nueva administración, se dio con los responsables, ocho mentores, y el pasado director, que ya fueron dados de baja, pero insisten en protestas y en alentar a los alumnos de que se trata de una persecución. 

Lo que los maestros en cuestión no le cuentan a los alumnos, menos al resto de los integrantes del SUTITESCO, es que se prestaron a un fraude educativo, cuyos orígenes tienen ramificaciones al Partido del a Revolución Institucional (PRI), a Ricardo Orozco Alor, ex director del ITESCO, y el ex gobernador Flavino Ríos Alvarado.

EN cada una de las elecciones donde el PRI se batía con candidatos de la oposición, desde el ITESCO salían grupos de alumnos y docentes a quienes se obligaba a participar en campañas políticas, en la pinta de bardas, en colgar pendones y en demás tareas partidistas.

El día de las elecciones, lo que menos les tocaba, era andar de porros, golpeadores, robando el voto, comprando, y cuidando las urnas. 

A los maestros no se les pagaba, pero se les tenía en consideración para la distribución de las materias, pero a los alumnos, se les correspondía aplicando calificaciones aprobatorias altas en su historial estudiantil. 

Así, durante años, y en el tiempo en que Orozco, protegido de Flavino Ríos, manipuló a su antojo la institución, docenas de chicos se vieron forzados a participar en estas tareas partidistas. 

Incluso, algunos eran empleados para bailar en comparsas del Carvanal de Coatzacoalcos cuya última edición ya no se realizó por falta de recursos. 

Todo esto está documentado en una
bien armada investigación al interior
del Itesco, y de la cual los altos
mandos en el gobierno del estado y en la
Secretaría de Educación de
Veracruz (SEV) ya están alertados. 

Por ello procedió, la semana pasada, el
despido del ex director, José Luis Sánchez
Toral; el ex director Académico, Eduardo
Cancino Nolasco; la ex jefa de control
escolar, Yolanda Leos del Ángel, y los docentes:
Eduardo Oliverio Ruiz González, Uri
del Rosario Hernández Gil, Olivia Palomec
Cinta, Arturo Rangel Cardosa, María Estefani
Guerrero Sánchez y Pedro Salvador Rodas.



Estos maestros, según la investigación a la que se tuvo acceso, fueron descubiertos por la nueva administración, a la que ingresaron un grupo de mentores que en 2016 fueron despedidos injustamente,por no haber puesto la calificación aprobatoria a los alumnos que habían operado en la elección del 2016, donde el PRI perdió el gobierno de Veracruz. 

"Una vez que vimos que el PRI había perdido, y que a Orozco se le acababa el poder, decidimos no poner más calificaciones aprobatorias a chicos que nunca se habían presentado a clases, y eso fue lo que enojó al sindicato y a Sánchez Toral”, dice uno de los testimonios recabados para la investigación.

A esos maestros que se negaron a poner las calificaciones aprobatorias, a jóvenes que nunca habían ido a clases en el semestre, y que además pedían ser catalogados como alumnos de excelencia, les corrieron sin ni si quiera darles el derecho a sacar sus pertenencias. En el portón de entrada se dieron ordenes estrictas de no dejarles pasar. 

No contaban los integrantes del SUTITESCO que con el cambio de administración, algunos de esos maestros que corrieron de la peor manera, y en medio de humillaciones, iban a regresar, y encontrarse con la transa que habían armado. 

Pues los alumnos que habían sido reprobados, no se respetó la decisión de sus mentores, y si en junio se a había dado el despido de esos maestros que ya no querían seguir los caprichos de Orozco, en septiembre, según las investigaciones, el grupo citado arriba ya había hecho los cambios al kardex de  los reprobados, con el consecuente trámite de cambio de calificación, todos avalados por el anterior ex director Sánchez Toral y su comitiva. 

Para conseguir esos cambios, tuvieron que echar mano de documentos falsos y de la falsificación de firmas de los primeros mentores despedidos por negarse a seguir en la tarea partista, lo que representa un delito, y causa automática para que se diera la anulación de la relación laboral con el ITESCO.

Hasta el momento es desconocido el número de alumnos que lograron su título prestando sus servicios como carne de cañón para el PRI. Lo cierto es que si Orozco hizo que otros ganaran elecciones manipulando a los alumnos del ITESCO, para él, el gran artífice de la estructura electoral, no le sirvió de nada al enfrentar sus últimas dos elecciones, donde resultó aplastado por la oposición, en algunos casos, por aspirantes con nula participación política. 

La directora del ITESCO, María Inés Núñez Monrreal, declaró la semana pasada que estas prácticas se acabaron, que los alumnos y los mentores pueden estar tranquilos de que nadie les obligará a marchar o participar en alguna tarea partidista, y que lo mejor es que se ocupen cada quien de sus deberes. 

Diseño y programación Firewall Soluciones

Políticas de privacidad

Términos y condiciones

Código Veracruz Derechos Reservados 2014