Sábado 23 de septiembre de 2017

Síguenos

“Peña Nieto sin idea de la industria del cine nacional”: Roberto Sosa

COATZACOALCOS, VER.-: El actor Roberto Sosa, visita Coatzacoalcos donde realizará un taller actoral / CÓDIGOVERACRUZ.COM
El actor que visita Coatzacoalcos, afirma: “le pediría que le deje la labor a quien sabe hacerlo, que no se meta”; realizará taller de actuación

IRMA SANTANDER/CODIGOVERACRUZ.COM
COATZACOALCOS, VER.- / 2017-07-18

Radical y contundente en su raciocinio por el omiso apoyo del presidente de la república Enrique Peña Nieto a la industria fílmica de México, el actor Roberto Sosa Martínez, fue claro: “le pediría que le deje la labor a quien sabe hacerlo, que no se meta… ¡ya no me hagas hablar… ya se va!”, mueve la cabeza y frunce el ceño.
 
Relajado, bromea  “estoy sufriendo la andropausia, yo si puedo dejarla pero me gusta traerla conmigo porque así tengo algo de qué quejarme”; el primer actor con 40 años de trayectoria, estuvo en Coatzacoalcos para promocionar el taller de actuación “La Era Actoral” que se desarrollará del 24 al 28 de julio, con jóvenes y adultos de la región sur, incluso de Monterrey, Cancún, Xalapa, y del puerto de Veracruz.
 
Pide un café expreso, se lo preparan durante la entrevista, espera a que se enfríe un poco más, y dialoga con codigoveracruz.com 
 
Diste vida al personaje del Presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz en lo que para muchos fue un destacado papel, ¿Si tuvieras enfrente al presidente Enrique Peña Nieto, qué le exigirás para ayudar a la industria fílmica del país?
Fija su mirada muy atento, y responde: “para la industria fílmica, pues él no tiene ni idea, no creo que vaya ni al cine, le pediría que le deje la labor a quien sabe hacerlo, que no se meta…¡ya no me hagas hablar… ya se va!”.
 
¿Crees qué faltan más incentivos gubernamentales para desarrollar la industria fílmica del país?
“Yo le quitaría el más, hacen falta incentivos, estamos sufriendo, viviendo y enfrentando un recorte presupuestal del 70 por ciento a la cultura, estamos hablando de muchos millones de pesos que se recortaron para el presupuesto cultural del país, y eso evidentemente afecta a todos y cada uno de los rubros de la cultura en México, a la música, a la pintura, exposiciones, teatro, al cine, literatura, entonces evidentemente todos los surcos culturales están mermados, están sujetos a un recorte presupuestal que hace que no fluya como tendría que fluir.
Cuando en un país no se vea la cultura como parte fundamental del desarrollo social de una comunidad, es muy difícil que como seres humanos seamos conscientes, críticos, juiciosos, demandantes de un bienestar social, los países primermundistas como Alemania, Suiza, y los países escandinavos que si ven a la cultura como parte fundamental del desarrollo humano de su sociedad, son países que en cualquier otro sector  están bien, todo ciudadano así trabaje en un banco, en la política, cargando cajas, despachando gasolina, tendría que tener acceso a una educación cultural, ya sea que toque un instrumento musical, que sepa de literatura, que pinte en acuarela, óleo, grabado, o en cualquier técnica, que haga teatro, que sepa esculpir, ya sea en barro, bronce, madera, pero que tenga una posibilidad de cercanía con la cultura, entonces seriamos un país en desarrollo,  y claro que a México le hace falta atender de manera realista al presupuesto cultural que tiene hoy en día  junto con el de la educación, salud y vivienda, absolutamente trastocados, mermados, y lastimados”.
 
QUE EL CINE SALGA DEL TLC
 
¿Qué es lo que más ha dañado, desde tu punto de vista, al cine nacional?

“Son muchas cosas,  en primer lugar hay que entender  que el cine es un producto que tiene que retribuir, redituar en términos económicos una ganancia, se acaba de llevar a cabo la entrega de los premios Ariel, en donde justamente el discurso que se mantuvo y que fue lo que resonó en la entrega de los premios es que efectivamente se subscribieron 131 películas realizadas en este año, de las cuales participaron para las 28 ternas que se otorgaron, 52 películas; cuantas han llegado a cartelera, es decir, estamos frente a una injusta competencia con un mercado como es el norteamericano, en donde cada película que se estrena en cartelera sale con mil 200 copias, mientras que una película mexicana sale con 15 o 20 copias, se está discutiendo y se tiene que llevar ante el Congreso la posibilidad que el cine como tal salga del Tratado de Libre Comercio, ese es un asunto de legislación porque no podemos competir en términos de aranceles  y jurídicos contra una cinematografía que si está consolidada como industria; y el cine mexicano no está consolidado como tal, entonces hace falta espacios de distribución, exhibición, salas para proyectar, y crear a un espectador, asiduo y critico al cine mexicano”.

“Yo soy actor, por supuesto que
me guiñe el ojo el asunto de dirigir
pero creo que son dos formas diferentes
de expresarse, atrás de la actuación
y de la dirección, para cada una
se requieren de versatilidades diferentes..."

ROBERTO SOSA
Actor
 
Tú has trabajado para cine, teatro, televisión, ¿Cuál ha sido el que ha representado más retos para ti?

“Procuro que cada trabajo actual sea el de mayor  reto, porque el que ya se hizo, está hecho y nada se puede hacer por él, el más importante es el que está en el presente haciéndose y el que está por venir, eso son  mis mayores retos porque es a los que hay que tomarles atención y en los que hay que concentrarse; actualmente estoy trabajando en dos series: una que aborda el tema de los migrantes en la frontera, y en otra serie que se llama el vato que aborda el tema de las mafias dentro del negocio de las disqueras y música grupera en México en donde se mueven muchos intereses.
Estamos haciendo una película que se llama “Gloria”, en Tijuana, que habla de una mujer que se ve involucrada en el mundo del narcotráfico a partir de un accidente del destino, en donde participa Damián Alcázar y junto con el estamos arrancando la producción de una película que se llama el complot  mongol, sobre la novela homónima de Rafael Bernal, son mis trabajos de mayor reto porque están presentes y por venir”.
 
¿Qué disfrutas más actuar o dirigir?

“Yo soy actor, por supuesto que me guiñe el ojo el asunto de dirigir pero creo que son dos formas diferentes de expresarse, atrás de la actuación y de la dirección, para cada una se requieren de versatilidades diferentes, pero si tengo ganas de dirigir una película, ganas de actuar muchas otras cosas y proyectos que vienen en puerta, las dos cosas me seducen, sería como preguntarle a un pintor que le gusta más si el oleo o la acuarela, son dos técnicas diferentes de un mismo oficio”, responde mientras le pone azúcar a su café.
 
Si tuvieras que mencionar sólo tres, ¿cuáles serían los elementos fundamentales que debe tener un buen actor?   

“Verdad, riesgo y compromiso, pero son muchos más, y es mucho más vasto el trabajo que requiere un actor”.
 
¿Qué actuación ha representando un verdadero reto para ti en la parte emocional, cual ha sido el papel que más te ha pegado?

“No lo mido en términos cuantitativos, sino más bien cualitativos, en 1982  tuve que trabajar con Mario Almada haciendo una película en el que violaban a mi madre y a mi hija teniendo yo 12 años, en ese momento fue lo fuerte emocionalmente;  en 1987 realice una obra de teatro “De la Calle”, donde se habla de la terrible condición de los niños en situación de calle es una vivencia más fuerte y dolorosa emocionalmente hablando,  pero en este momento hacer una serie en donde se habla de los migrantes es un tema emocional, cada película, cada trabajo y personaje requiere de un compromiso y riesgoe mocional en el que el actor debe ponerse para que algo suceda”.
 
Sosa Martínez, explicó que el taller actoral que se efectuará en esta ciudad, será provechoso pese a lo breve, “es difícil hablar en cuatro días de lo vasto que es el oficio del actor, me he formado en distintas escuelas de actuación, la provocación  e invitación es justamente a que independientemente de las edades los que están entre los 15 y 60 años, lo que habría que busca es homogeneizar al grupo para que del taller surja el discurso del cual justamente se quiere hablar partiendo del talento local, y esa es mi expectativa real en lo que pretendo, haremos un ejercicio de cuatro días, exploraremos las diversas formas de expresarse ante la cámara, a través de un personaje, arriba de un escenario, planteando un discurso del cual como actor se pueda uno comunicar con el cuerpo, las emociones, voz, y la experiencia propia”.
 
Desde hace 10 años realiza este taller en varias partes de la república y en la ciudad de México. 
 

Diseño y programación Firewall Soluciones

Políticas de privacidad

Términos y condiciones

Código Veracruz Derechos Reservados 2014