Sábado 23 de septiembre de 2017

Síguenos

¡Utiliza el dirty talk...!

CD. DE MÉXICO, MX.-: Incluir algo nuevo o encontrar una táctica que “ayude” a subir la temperatura en el sexo / CORTESÍA
A veces necesitamos “animar” nuestra vida íntima

CORTESÍA
CD. DE MÉXICO, MX.- / 2017-07-17

Podemos recurrir a nuevas posturas, a pensar en cómo tocarlo y decirle que te toque y cosas así, pero no solemos pensar en un órgano sexual muy poderoso que casi nadie incluye en la cama: el oído.

Son mejores los hombres

El dirty talk – o hablar sucio – es algo que pocas personas se han planteado que podría (que sí puede) mejorar la intimidad con su pareja. Parece ser que los hombres son mejores a la hora de “hablar sucio”, pero es momento de aprender cómo aplicar este lenguaje podría ser estimulante para tu relación.

Cuando te sientes cómoda haciéndolo, verás que es una excelente manera de excitar a tu pareja.

Poco a poco

Al principio puede que te sientas rara o extraña, es cosa de ir poco a poco, ensayando porque es normal que no estés acostumbrada a decir todas esas cosas, pero las relaciones dependen de la comunicación, así que ármate de valor para demostrar que estás a gusto con sus caricias. Ahora bien, no te confundas, sólo porque se llama dirty talk no es necesario usar palabras obscenas aunque se pueden emplear si quieres. Es más bien el tono que utilices.

Pasos para que te conviertas en una experta del arte de hablar sucio en la cama:

Empieza con algo no muy subido de tono. Palabras como “he estado pensando en ti todo el día”, suelen ser muy excitantes si las susurras en su oído.
Seguramente te responderá que él también ha estado pensando en ti. Este es el momento de pedirle que te describa con todo detalle, qué ha estado pensando exactamente.

Ahora llega la de subir la temperatura: Puedes probar de decirle algo muy directo o si aún no te sientes muy cómoda, piensa en vuestra última noche juntos y dile lo que te gustó más.

Es hora de pasar a la acción: Pregúntale dónde quiere que le toques, o dónde desea tocarte. De esta forma, si tu pareja es más “experta” en el arte de las frases calientes se atreverá a hablar.
Ve dando pequeños pasitos, ¡poquito a poquito, seguros y sexis!

Y recuerda

El sexo no se explica... ¡Se practica!

Diseño y programación Firewall Soluciones

Políticas de privacidad

Términos y condiciones

Código Veracruz Derechos Reservados 2014