Jueves 14 de diciembre de 2017

Síguenos

Aumenta el gasto ciudadano ante robos

CD. DE MÉXICO, MX.-: La mayoría de las personas que buscan la colocación de cámaras de seguridad y alarmas lo hacen tras algún evento delictivo ocurrido alrededor de su círculo social / CORTESÍA
La compra de cámaras de vigilancia y alarmas domésticas aumentó hasta en 20 por ciento en el último año

FUENTE: REFORMA
CD. DE MÉXICO, MX.- / 2017-06-12

Debido al incremento en los robos en casas, los capitalinos aumentaron los gastos para la seguridad de su hogar.

En el último año, según cifras de la Procuraduría de Justicia, los robos sin violencia a casa habitación aumentaron 15.61 por ciento.

Ante ese panorama, la compra de cámaras de vigilancia y alarmas domésticas aumentó hasta en 20 por ciento en el último año, según datos de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP).

En 2015, se habían registrado 5 mil 23 denuncias por este delito —que se comete generalmente cuando los habitantes no están en el domicilio— y para 2016 sumaron 5 mil 807 casos.

De acuerdo con reportes de la SSP, de viernes a domingo son los días en que más se cometen los robos a casa habitación, sobre todo en horarios de 12:00 a 16:00 horas.

Algunas personas han optado por colocar cámaras dentro de su domicilio, estos aparatos se conectan con sus teléfonos celulares o con su computadora y así mantienen un monitoreo sobre lo que ocurre dentro y fuera del inmueble.

"La industria de la seguridad está creciendo entre 13 y un 15 por ciento, hablando de seguridad intramuros o de escoltas, pero la seguridad electrónica puede estar creciendo a mayor ritmo, hasta en un 20 por ciento durante el último año", indicó Adrián Domínguez, vicepresidente nacional de la AMESP.

En promedio, los ciudadanos gastan entre 3 mil y 6 mil pesos por la instalación de una alarma, además de un desembolso adicional de hasta 500 pesos mensuales por contar con un monitoreo.

La mayoría de los domicilios de la Ciudad de México cuentan con seguridad física; es decir, enrejados, cancelerías y alambrados, con los que los ciudadanos buscan evitar robos dentro de sus hogares.

"Los usuarios domésticos siguen invirtiendo mucho en lo que es seguridad física, en lo que pudiéramos conocer como la primera línea de defensa, como son barreras, cancelerías y alambrados", explicó Adrián Domínguez, Vicepresidente Nacional de la AMESP.

Pero esas medidas de seguridad fueron rebasadas por la delincuencia, por lo que las personas optan por poner en manos de la tecnología la seguridad de sus domicilios.

La mayoría de las personas que buscan la colocación de cámaras de seguridad y alarmas lo hacen tras algún evento delictivo ocurrido alrededor de su círculo social o hacia ellos mismos.

"Hay gente que sólo contrata la alarma que al sonar genera una acción disuasiva, pero no todas las alarmas son monitoreadas, ojalá pudiéramos empujar a que todos los domicilios pudieran estar monitoreados pero eso lleva un costo", dijo Domínguez.

Diseño y programación Firewall Soluciones

Políticas de privacidad

Términos y condiciones

Código Veracruz Derechos Reservados 2014